La caterva política de la Agenda 2030 debería fijarse en Suecia.

Titula ABC: “Suecia se arrepiente de su pasado como pionera en cambios de género”.

Y desde la Plataforma Pin Parental, afirmamos con rotundidad que Suecia tiene motivos de sobra para su arrepentimiento, pues sus bien financiados depredadores de género han reventado la vida de la pobre niña Keira Bell, evidentemente.

Ella tenía sólo 14 años cuando comenzó a sentirse incómoda con los cambios que estaba experimentando su cuerpo, y fue entonces cuano la presión de la corrupción de género de su entorno, siempre al acecho, la indujo a declararse a sí misma como lesbiana con disforia de género, le mutilaron las glándulas mamarias, y le suministraron hormonas masculinas durante una cantidad exagerada de años.

Keira Bell con 23 años.

A los 23 años hundida y con su vida destrozada, decidió demandar a la clínica que la mutiló por haber descartado otras causas de su inconformidad sexual adolescente como pueden ser la depresión, la falta de autoestima, o la confusión propia de una adolesecencia en plenos cambios hormonales que podrían causarle trastornos temporales de la autopercepción sexual, y que la propia naturaleza del cuerpo humano se encarga normalmente de corregir conforme avanza la pubertad.

Sin embargo, por dinero y poder (siempre es el dinero y el poder), los depredadores de género suecos decidieron interrumpir el cauce natural de la biología humana para avasallar el cuerpo de una niña indefensa, mutilándola, arrancándole los pechos, en una suerte de rito satánico que es de lo que se tratan estas mutilaciones de género de cuerpos sanos.

Hoy Suecia se arrepiente, mientras en España la caterva de políticos mendaces no aprende, y aprueban una Ley Trans que pretende consolidar estas mutilaciones rituales que no se veían desde la Edad Media.

Y lo que es peor aún, cada día las escuelas, institutos y universidades españolas adoctrinan a nuestros hijos en lo “positivo” de estas mutilaciones, aprovechándose vilmente de los momentos en que los menores no están bajo nuestra protección moral e intelectual orientadora.

Suecia se arrepiente de su error. España se jacta de su deriva moral y política.

Descarga y presenta el pin parental en el centro educativo de tu hijo/a, y no permitas que destrocen su vida con ideologías contrarias a tus valores morales.
https://www.xn--alexiaenseanos-znb.com/pin-parental/

Fuente: https://www.abc.es/sociedad/abci-suecia-arrepiente-pasado-como-pionera-cambios-genero-202106290116_noticia.html

A %d blogueros les gusta esto: